Medicamentos para el Tinnitus: Aunque el tinnitus es un problema de salud importante, actualmente no existen medicamentos diseñados específicamente para su tratamiento.

Esta ausencia de terapias farmacológicas, se debe primordialmente a la comprensión limitada que se tiene acerca de su fisiopatología, nosología (clasificación), la gran variedad de condiciones médicas que parecen estar relacionadas con la enfermedad y los altos costos asociados con el desarrollo de medicamentos para tratar específicamente esta condición.

Como consecuencia de esto, las opciones farmacológicas en la actualidad, siguen básicamente dos estrategias:

La primera estrategia se dirige al uso de opciones farmacológicas para abordar el estrés, la ansiedad y depresión causadas por el tinnitus o que, en algunos casos, empeoran sus síntomas.

La segunda, consiste en el uso de medicamentos usados para tratar otras condiciones, pero que por su mecanismo de acción, podrían ser eficaces en el tratamiento del tinnitus.

En este artículo, mostraremos los medicamentos actualmente estudiados en el tratamiento del tinnitus y sus síntomas asociados.

Sin embargo, tenga en cuenta que …

En la terapia farmacológica del tinnitus ya sea con medicamentos de venta libre o receta, es indispensable la consulta médica dado que no existe evidencia sobre su eficacia en el tratamiento de cierto tipo de tinnitus en particular y su utilización podría no ser apropiada en todos los pacientes.

Además, el uso de cualquier medicamento da lugar a efectos secundarios no deseados y/o interacciones con tratamientos medicamentosos ya existentes.

Método de tratamiento sin medicamentos Aqui

Ansiolíticos y antidepresivos para tratar el tinnitus

Debido al círculo vicioso de tinnitus y ansiedad (el tinnitus causa ansiedad empeorando la condición que a la vez causa más ansiedad), los medicamentos psicoactivos son los más se utilizados en el manejo de sus síntomas.

Dichos psicofármacos minimizan la carga psicológica de la condición, al ayudar con problemas relacionados como ansiedad, estrés y depresión, y es posible que reduzcan la percepción del acufeno en algunos pacientes.

Sin embargo, no parecen afectar el tinnitus en sí. La investigación muestra una eficacia muy limitada en pacientes sin ansiedad, depresión o trastorno obsesivo compulsivo.

Por otra parte, algunas investigaciones sugieren que los antidepresivos y medicamentos ansiolíticos pueden reducir la plasticidad neural, por lo que, con el tiempo, es más difícil para los pacientes acostumbrarse a su tinnitus de forma natural.

Sin embargo, para los pacientes con problemas significativos de conducta, las drogas psicoactivas podrían proporcionar cierto alivio.

Entre los ansiolíticos y antidepresivos recientemente estudiados en el tratamiento del tinnitus encuentran:

Trimipramina

La Trimipramina (Stangyl®) se clasifica como un antidepresivo tricíclico.

Los antidepresivos tricíclicos reciben su nombre de su estructura química. En la actualidad, su uso se limita al tratamiento de la depresión y otras patologías conductuales en las que se involucran neurotransmisores como serotonina y noradrenalina.

Sin embargo, el mecanismo de acción de la Trimipramina difiere de otros antidepresivos tricíclicos que causan un moderado bloqueo de norepinefrina y serotonina.

La Trimipramina también bloquea algunos receptores de dopamina y 5-HT y altera la concentración de dopamina y 5-H.

En un estudio realizado en 26 pacientes con tinnitus subjetivo, se encontró que de las 19 personas que completaron el estudio, en el grupo que fue tratado con Trimipramina el 47% reportó mejoría y el 37% empeoramiento de su tinnitus.

Mientras que en el grupo tratado con placebo el 42% reportó mejoría y el 21% reportó empeoramiento.

Esto significa que las personas tratadas con Trimipramina no tuvieron una diferencia estadísticamente representativa frente a las personas tratadas con placebo, por lo tanto, la Trimipramina tiene poco o ningún beneficio en el tratamiento del tinnitus. [1]

Alprazolam

El Alprazolam (Xanax®) es una triazolobenzodiazepina de acción corta usada para tratar trastornos de ansiedad, ataques de pánico y depresión.

En un estudio realizado en 40 personas con tinnitus crónico [2], se encontró que el medicamento redujo su intensidad medida con una escala analógica visual en el 76% de las personas que recibieron tratamiento con el medicamento, mientras que tan sólo el 5% del grupo de control reportó una reducción en la sonoridad de su tinnitus.

Esto significa, que los resultados en el grupo de personas tratadas con Alprazolam fueron positivamente diferentes a los del grupo de control.

Sin embargo, a pesar de sus resultados positivos, el diseño del estudio ha sido criticado debido al pequeño tamaño de la muestra, el método de dosificación, y la no valoración de su efecto emocional.

Clonazepam

El Clonazepam (Klonopin®) es un derivado de la benzodiazepina utilizada como relajante muscular, ansiolítico y anticonvulsivo.

En un estudio de registros médicos en más de 3.000 pacientes que tomaron 0.5 miligramos diarios de Clonazepam durante 60 a 180 días para tratar trastornos del oído, el 32% de las personas reportó mejorías en los síntomas de su tinnitus [3].

En otro estudio, que incluyó 10 pacientes por grupo, el Clonazepam redujo significativamente el ruido y la molestia del tinnitus medido con escala analógica visual con respecto al grupo de control.

Sin embargo, debido a la falta de un grupo de control en el primer estudio, y el tamaño de la muestra en el segundo, serán necesarios estudios adicionales para determinar con seguridad, la eficacia del Clonazepam en el tratamiento del tinnitus.

Diazepam

El Diazepam (Valium®) se utiliza en el tratamiento de ansiedad, insomnio, epilepsia y espasmos musculares.

En un estudio realizado en 21 pacientes con tinnitus, se encontró que el Diazepam no tuvo ningún efecto sobre la sonoridad del tinnitus [4].

Según los investigadores, estos resultados fueron sorprendentes teniendo en cuenta la similitud de sus mecanismos de acción con los del Alprazolam.

Se piensa que la explicación de esta discrepancia es que durante el estudio realizado con Alprazolam, la dosis se ajustó en cada paciente para maximizar sus efectos en el tinnitus, mientras que en el estudio realizado con Diazepam no se hizo.

Medicamentos fuera de etiqueta

El término “fuera de etiqueta” se refiere a cualquier medicamento usado para un propósito distinto para el que fue diseñado.

Anecdóticamente, se han utilizado una variedad de medicamentos fuera de etiqueta en el tratamiento del tinnitus.

Dichos medicamentos incluyen antihistamínicos, anticonvulsivos, anestésicos e incluso fármacos para tratar el alcoholismo.

Sin embargo, existe muy poca evidencia científica que indique una mejora mensurable del tinnitus.

Entre los medicamentos fuera de etiqueta recientemente estudiados en el tratamiento del tinnitus se encuentra:

Acamprosato

El Acamprosato (Campral®), es un medicamento usado para el tratamiento del alcoholismo en Estados Unidos y Europa.

La justificación del tratamiento para el tinnitus con Acamprosato se basa en la suposición de que el tinnitus se origina por un exceso en la actividad glutamatérgica a través de receptores NMDA (un tipo de receptores de glutamato presente en las sinapsis neuronales) y / o hiperactividad resultante de la pérdida de inhibición, mediada por el ácido gamma amino butírico (GABA) que es considerado por excelencia, el neurotransmisor inhibitorio del Sistema Nervioso Central.

En un estudio realizado en 50 pacientes con tinnitus neurosensorial, se encontró que el Acamprosato no tuvo efectos beneficiosos después de 30 días de tratamiento, un beneficio modesto a los 60 días y un efecto significativo a los 90 días. [5]

Aproximadamente el 87% de las personas en el grupo tratadas con Acamprosato mostraron alguna mejoría, Incluyendo tres pacientes en los que el tinnitus desapareció por completo en comparación con el 44% en el grupo placebo.

Actualmente desarrollando ensayos clínicos más amplios para evaluar los resultados alentadores de este estudio preliminar.

Desarrollo de fármacos

La búsqueda de una cura farmacológica para el tinnitus es una de las áreas más investigadas por varias firmas biofarmacéuticas importantes.

Pero, aunque esto es un signo positivo para el desarrollo futuro de fármacos efectivos contra el tinnitus, no es posible estimar en que momento podría estar listo un medicamento que sea ampliamente efectivo en su tratamiento.

Consideraciones

Efectos secundarios

La mayoría de los medicamentos anteriormente descritos producen efectos secundarios no deseados y/o potencialmente graves.

Un ejemplo de ello es el Acamprosato, que, aunque no se encontraron efectos secundarios graves en el estudio realizado para determinar su efectividad en el tratamiento del tinnitus, se sabe que el riesgo de reacciones tóxicas a este fármaco puede ser mayor en pacientes con insuficiencia renal [6] (condición generalmente encontrada en ancianos).

Interacciones medicamentosas

Los anteriores medicamentos pueden contrarrestar los efectos de otros tratamientos medicamentosos que el paciente esté siguiendo para el tratamiento de otras condiciones.

Reducción de la plasticidad neural

Algunos medicamentos psicoactivos pueden reducir la capacidad natural del cerebro para adaptarse y cambiar, haciendo más difícil para el paciente con tinnitus, acostumbrarse (aprender a ignorar) al sonido de su tinnitus.

Supervisión médica

Los fármacos psicoactivos son medicamentos muy potentes y sólo deben utilizarse bajo una permanente supervisión médica.

Ningún paciente debe comenzar, detener o modificar dosis u horarios sin antes consultar con su médico.

Dependencia

Las complicaciones asociadas especialmente con los antidepresivos y antidepresivos tricíclicos, incluyen la dependencia y dificultad para suspender su uso.

Literatura y apoyo científico

Literatura y citas

La Trimipramina tricíclica en el tratamiento del tinnitus subjetivo. [1]

Abstracto

Se examinaron 26 pacientes consecutivos con tinnitus subjetivo.

Todos los sujetos fueron tratados con el antidepresivo tricíclico Trimipramina en un estudio doble ciego.

Cada sujeto que actúa como su propio control. Todos los sujetos fueron evaluados con audiometría de tono puro, sitio de pruebas de lesión y respuesta evocada auditiva del tronco encefálico.

La evaluación del tinnitus consistió en la comparación de frecuencia e intensidad, la determinación de los niveles de enmascaramiento y una evaluación subjetiva de la gravedad.

METODOS

Los niveles plasmáticos de Trimipramina se controlaron a intervalos regulares y se administraron inventarios Zung y Millon al comienzo y final de cada período de estudio.

RESULTADOS

Diecinueve sujetos completaron el estudio.

Dentro del grupo de Trimipramina, uno informó de la desaparición completa de su tinnitus, ocho informaron mejoría, tres sin cambio, y siete que el tinnitus fue peor.

Dentro del grupo placebo, ocho informaron mejoría, siete sin cambios, y cuatro que el tinnitus fue peor.

La historia natural del tinnitus es tal que lo que se ha observado puede reflejar la evolución de la enfermedad en sí, más que el efecto del tratamiento.

CONCLUSIONES

Creemos que aunque los tricíclicos no han demostrado ser eficaces, el efecto placebo desempeñó un papel importante en los resultados obtenidos.

Uso de Alprazolam para el alivio del tinnitus. Un estudio doble ciego. [2]

Abstracto

OBJETIVO:

Evaluar sistemáticamente la eficacia deL Alprazolam como agente farmacológico para pacientes con tinnitus.

DISEÑO:

Estudio prospectivo, doble ciego controlado con placebo.

PACIENTES:

Cuarenta pacientes adultos residentes en el área metropolitana de Portland, Ore. con tinnitus constante experimentado por un periodo mínimo de 1 año.

Veinte pacientes fueron asignados aleatoriamente al grupo experimental y 20 al grupo control.

RESULTADOS:

Diecisiete de los 20 pacientes del grupo experimental (Alprazolam) y 19 de los 20 del grupo placebo (lactosa) completaron el estudio.

De los 17 pacientes que recibieron Alprazolam, 13 (76%) tuvieron una reducción en la sonoridad de su tinnitus cuando las mediciones se realizaron utilizando un sintetizador de tinnitus y una escala analógica visual.

Sólo uno de los 19 que recibieron el placebo mostró alguna mejora en la intensidad de su tinnitus.

No se observaron cambios en los datos audiométricos ni en los niveles de enmascaramiento del tinnitus para ninguno de los dos grupos.

Los individuos diferían en las dosificaciones requeridas para lograr el beneficio del Alprazolam, y los efectos secundarios fueron mínimos para este estudio de 12 semanas.

CONCLUSIONES:

El Alprazolam es un fármaco que proporciona alivio terapéutico para algunos pacientes con tinnitus.

La regulación de la dosis prescrita de Alprazolam es importante ya que los individuos difieren considerablemente en su sensibilidad a este medicamento.

Clonazepam en el tratamiento farmacológico del vértigo y tinnitus [3]

Abstracto

Se realizó un estudio retrospectivo de 25 años de experiencia clínica con el uso de Clonazepam como supresor vestibular y tinnitus en el tratamiento farmacológico de trastornos vestibulares o cocleovestibulares por causas diferentes.

Hemos revisado los registros médicos de 3.357 pacientes ambulatorios tratados con una dosis diaria de 0,5 o 1,0 mg de Clonazepam oral durante 60 a 180 días.

El control completo o sustancial de vértigo o vértigo no vertiginoso se logró en el 77,4% de los pacientes con vértigo.

El tinnitus fue mejorado en el 32,0% de los pacientes con tinnitus.

Como efectos secundarios adversos, el 16,9% de los pacientes reportó somnolencia ligera o leve, depresión, pesadillas o disminución de la libido, que, tendieron a disminuir con la terapia continua.

Quimioterapia oral en tinnitus. [4]

Abstracto

Se diseñó un ensayo cruzado doble-ciego triple para 21 pacientes con tinnitus; Mexiletina, Diazepam, Betahistina y placebo secuencialmente y durante un mes.

Durante le ensayo, los pacientes registraron subjetivamente la sonoridad de su tinnitus en una escala analógica visual.

Los resultados mostraron que estos medicamentos no influyeron en la intensidad del tinnitus.

Dado que la Mexiletina es un análogo oral de lignocaína y un fármaco cardiovascular, cualquier historia cardiovascular y hallazgos clínicos nocivos han descalificado a tales pacientes del ensayo.

Veintiún de estos pacientes fueron rechazados de un grupo original de 42 pacientes.

En un ensayo voluntario con mexiletina no relacionado con esto, se informó que fue sufrido un ataque vasovagal por alguien que acababa de consumir 400 mg de mexiletina por vía oral.

Después de consideraciones éticas el juicio de tinnitus fue detenido. Once pacientes completaron el ciclo de medicamentos, 10 no.

Por lo tanto, se exponen los peligros de usar un fármaco cardiovascular para una afección no cardiovascular.

Tratamiento de tinnitus con Acamprosato: estudio doble ciego. [5]

Abstracto

Hoy en día, el tratamiento del tinnitus sigue siendo un gran desafío para los otorrinolaringólogos.

Muchos hechos permanecen desconocidos en su fisiopatología, llevando a muchas terapias diferentes, con resultados irregulares.

El Acamprosato es un fármaco utilizado en el tratamiento del alcoholismo, debido a sus efectos reguladores en la neurotransmisión glutamatérgica y GABA, y nunca se ha utilizado antes en el tratamiento del tinnitus.

OBJETIVO:

Evaluar la eficacia y seguridad del Acamprosato en el tratamiento del tinnitus sensorioneural.

DISEÑO DEL ESTUDIO:

Ensayo clínico aleatorizado.

MATERIAL Y MÉTODO:

50 pacientes con tinnitus sensorioneural se dividieron en dos grupos: 25 recibieron Acamprosato y 25 placebo, durante un período de 3 meses, en un estudio prospectivo doble ciego, siendo analizados por su eficacia y seguridad por puntuación subjetiva de 1 a 10 dada por el paciente.

RESULTADOS:

Encontramos un alto índice de éxito en el alivio del tinnitus. Alrededor del 86,9%. La incidencia de efectos secundarios fue baja, 12%, todos ellos leves.

CONCLUSIÓN:

El Acamprosato, un medicamento usado en el tratamiento del alcoholismo, es una alternativa segura y exitosa para el tratamiento del tinnitus sensorioneural.

Apoyo científico

[1] Mihail RC, Fishburne J, Crowley JM, Reinwall JE, Walden BE, Zajtchuk JT. The Tricyclic Trimipramine in the Treatment of Subjective Tinnitus. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology. 1988;97(2):120-123. doi: 10.1177/000348948809700204

[2] Johnson R, Brummett R, Schleuning A. Use of alprazolam for relief of tinnitus. A double-blind study. Arch Otolaryngol Head Neck Surg. 1993;119(8):842-845. [PubMed]

[3] Ganança M, Caovilla H, Ganança F, et al. Clonazepam in the pharmacological treatment of vertigo and tinnitus. Int Tinnitus J. 2002;8(1):50-53. [PubMed]

[4] Kay NJ. Oral Chemotherapy in Tinnitus. British Journal of Audiology. 1981;15(2):123-124. doi: 10.3109/03005368109081425

[5] Azevedo A, Figueiredo R. Tinnitus treatment with acamprosate: double-blind study. Braz J Otorhinolaryngol. 2005;71(5):618-623. [PubMed]

[6] GABA RECEPTORS. RECEPTORES GABA. http://www.binasss.sa.cr/bibliotecas/bhp/cupula/v24n1-2/art2.pdf. Accessed August 15, 2017.

[7] ACAMPROSATE. Toxicology data network. https://toxnet.nlm.nih.gov/cgi-bin/sis/search2/r?dbs+hsdb:@term+@rn+77337-76-9[6]. Accessed August 15, 2017. [Source]

[8] Categoria | Medicamentos | Que actuan en el sistema nervioso central y periferico | 2017. Medicamentos. http://medicamentosaldia.org/que-actuan-en-el-sistema-nervioso-central-y-periferico/. Accessed August 15, 2017.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This