Tinnitus y Ansiedad: El Tinnitus es una de las condiciones del sistema auditivo más comunes que la gente experimenta. Aproximadamente el 15 % de la población mundial sufre algún tipo de tinnitus ya sea objetivo subjetivo.

Además, el tipo y alcance del “sufrimiento” y las dificultades causadas por el tinnitus, varían de persona a persona y uno de los factores que pueden ayudar a explicar estas diferencias es la ansiedad.

Si una persona tiene un alto nivel de ansiedad, existen mayores posibilidades de verse afectada de manera importante por el tinnitus.

¿Qué es la ansiedad y como se relaciona con el Tinnitus?

Muy seguramente, en la sociedad occidental todas las personas han sufrido de ansiedad en un momento de sus vidas.

La ansiedad en términos formales, es la respuesta del cuerpo a una anticipación psicológica que hace la persona, a cerca de una situación estresante o peligrosa, mas no por el evento en sí mismo.

También ocurre cuando las demandas de recursos de vida, no están emparejadas con sus capacidades biológicas, psicológicas o sociales.

En este caso particular, la asociación del tinnitus con la ansiedad puede tener su raíz en el sentimiento crónico preocupación y miedo, generados por la sensación de inconformidad, desesperanza y frustración que conlleva el tinnitus.

Sin embargo, existen soluciones tanto de pensamiento como de comportamiento que se pueden usar con éxito para el alivio de la ansiedad y el estrés causado por el tinnitus.

Veamos esto en profundidad…

Cómo reconocer los signos de ansiedad

Los síntomas de la ansiedad varían ampliamente de persona a persona, pero existen algunos signos que son comunes tanto a nivel físico como psicológico.

Signos físicos de ansiedad

  • Sensación de tensión
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Falta de aliento cambios en la respiración, por ejemplo, muchos bostezos o suspiros
  • Agitación en el área abdominal, ‘mariposas’ o náuseas
  • Transpiración
  • Ganas de ir al baño (intestinos vacíos / vejiga)
  • Falta de concentración
  • Sueño interrumpido

Signos psicológicos de ansiedad

Si una persona piensa que se enfrenta una situación amenazante, que algo va a salir mal o que ya está saliendo mal, probablemente tendrá pensamientos recurrentes sobre la gravedad de la situación y lo difícil que será resolverla; o incluso, sobre la imposibilidad de solucionarla.

También es probable que los pensamientos sean muy centrados y repetitivos haciendo hincapié en las consecuencias negativas de la situación.

Esto puede generar una importante incapacidad para concentrarse en otras cosas.

Este esquema de pensamiento tendrá como resultado la sensación de que el problema crece en dificultad e importancia. Éste proceso se conoce como atención selectiva

Signos de ansiedad en el comportamiento

La persona generalmente hace menos cosas de las que disfruta normalmente, como ver a sus amigos, seguir adelante con sus aficiones o hobbies, leer o hacer menos ejercicio.

En lugar de esto, la persona trata de controlar la ansiedad utilizando “estímulos” o “calmantes”, como el alcohol, el tabaquismo o el uso de drogas recreativas.

También puede que recurra a permanecer la mayor parte del tiempo inmovilizado permaneciendo por largos períodos en Internet o viendo televisión.

Con el tiempo, estas situaciones refuerzan los sentimientos de ansiedad y pueden convertirse en problemas por sí mismos.

Causas de la ansiedad

Existen muchos factores que contribuyen a la ansiedad incluyendo situaciones presentes, pensamientos y comportamientos.

Un marco de Terapia Cognitiva del Comportamiento (TCC) es una herramienta que sirve para entender e identificar los factores que contribuyen a la ansiedad y la forma en que estos están vinculados.

Esto puede ayudarle a la persona a entender más claramente la razón de su ansiedad, la razón por la que esta continúa y la manera en que debe manejar sus pensamientos para reducirla.

El modelo de TCC sugiere que las emociones como la tristeza, la preocupación o la felicidad están fuertemente influenciados por los pensamientos y las acciones del día.

Esto significa, que no sólo es lo que le sucede a la persona lo que causa su ansiedad, sino la forma en que piensa acerca de dichos eventos.

Por ejemplo, imagine que es de noche y se encuentra dormido cuando de repente lo despierta un ruido.

Usted podría pensar “¡Oh, no! ¡Alguien ha entrado en la casa! “Y sentirse muy asustado.

Sin embargo, un pensamiento alternativo podría estar más bien relacionado a la curiosidad y no al miedo y de esta manera sentirse aliviado.

Así pues, el modelo TCC propone que sus pensamientos y no la situación misma son los que determinan en gran medida la forma en que usted se siente.

Como es de esperar, la ansiedad repercute notoriamente en el comportamiento de la persona.

Así que una “estrategia” comúnmente usada para manejar la ansiedad, es postergar o incluso evitar situaciones potencialmente estresantes.

Esto puede ayudar a corto plazo, pero con el tiempo, conduce a más sentimientos de ansiedad lo que terminará atrapando a la persona en círculo vicioso de ansiedad, estrés y frustración.

Asi funciona la Relacion entre Tinmnitus y Ansiedad

La forma en que las personas responden al tinnitus varía considerablemente.

Para algunas, es una condición que genera la mayor ansiedad que han sentido su vida, mientras que otras personas, responden al tinnitus de forma neutral y tranquila.

Se podría suponer que esta diferencia se debe a que las personas tienen diferentes tipos y niveles de tinnitus.

Esto tendría sentido, sin embargo, la evidencia científica sobre el tinnitus no apoya esta idea.

Los estudios recientes han encontrado evidencia que sugiere que la razón por la que una persona con tinnitus se estresa y otra no, es porque tienen diferentes ideas o creencias acerca de su condición independientemente de la gravedad del tinnitus.[1]

Las personas que sufren de ansiedad debido al tinnitus, tienden a tener pensamientos que reflejan desesperación, desesperanza y pérdida de disfrute; con la creencia de que nunca estarán en paz y de no ser entendidas por los demás.

También es común que resientan la persistencia del tinnitus deseando escapar de él y preocupándose de manera exagerada por su estado de salud y cordura.

Cuando se piensa en estos términos, el tinnitus puede generar una gran cantidad de ansiedad en la vida de quien lo padece.

El círculo vicioso de la ansiedad y el tinnitus

Aunque no se tiene completa claridad sobre si la ansiedad provoca la aparición del tinnitus, o tal vez sea un factor contribuyente, es común que el tinnitus empiece en momentos de ansiedad elevado o después de un periodo de ansiedad.

También es muy común que el tinnitus existente empeore durante periodos de gran ansiedad.

Para algunas personas, el tinnitus actúa como un barómetro de la ansiedad que a menudo empeora cuando la vida se torna difícil.

Por supuesto, este empeoramiento del tinnitus cuando ya se siente ansiedad, agrega otra carga adicional y conduce a un “círculo vicioso” ya que la nueva ansiedad influirá sobre el estado ansioso en que ya se encuentra.[2]

Atención y habituación como una forma para entender la relación entre tinnitus y ansiedad

La manera más fácil de entender la relación entre el tinnitus y ansiedad es considerando el papel que tiene la atención.

Veamos…

Cada minuto de cada día se reciben cientos de piezas de información y no es posible prestarle atención a toda esta información a la vez.

Afortunadamente, el ser humano cuenta un sistema que permite filtrar lo que se atiende en un momento dado y descartar el resto de la información.

La información que se descarta, por lo general es repetitiva y sin importancia.

Por ejemplo, si consideramos el tic tac del reloj muy a menudo no reaccionamos a él y podemos ignorar que está ahí, a menos que conscientemente le dirijamos nuestra atención. En otras palabras, nos acostumbramos a ese tic tac.

Sin embargo, si la información se considera amenazante y provoca un estado de ansiedad, entonces la persona tendrá mayores dificultades para descartarla o habituarse a ella.

De hecho, si la información se considera emocionalmente importante y el cuerpo está alerta, ocurre lo opuesto a la habituación y la persona puede tornarse especialmente sensible a la amenaza percibida.

¿Qué relevancia tiene esto con el tinnitus?

Si la persona ve a su tinnitus como una amenaza a su bienestar, su atención se centrará más en ese punto.

En tales circunstancias, la persona monitorea la situación como lo haría con cualquier otra amenaza percibida.

¿El resultado?

El proceso implica no solo centrarse en el tinnitus sino también prestar menos atención a otras cosas.

Por lo tanto, al centrar mayor atención en el tinnitus, inevitablemente conducirá a que este parezca mucho más fuerte e intrusivo de lo que en verdad es.

Esto explica porque estos cambios en la atención hacen que el tinnitus empeore durante periodos de ansiedad.

También podría explicar, porque algunas personas con tinnitus son capaces de experimentar esos ruidos fantasmas sin angustiarse por ellos.

Manejo de la ansiedad causada por el tinnitus

La realización de cambios en una o más áreas del modelo cognitivo conductual puede ayudarle a reducir los sentimientos desagradables que generan la ansiedad, ya sea que éstos estén asociados con el tinnitus, o con otros problemas de salud o su vida diaria.

Las siguientes son las áreas que deben manejarse para romper el círculo vicioso de tinnitus y ansiedad:

Pensamientos

Los pensamientos son extremadamente importantes para influir en la forma de sentirse.

Por lo tanto, es de suma utilidad prestar más atención a los pensamientos y determinar si son útiles o no.

Las siguientes recomendaciones le ayudarán a descubrir y hacer frente a los pensamientos inútiles acerca del tinnitus:

  • Concientícese de las situaciones o momentos particulares cuando se está especialmente angustiado por el tinnitus.
  • Pregúntese: “¿Qué está pasando por mi mente en ese momento?” Y luego anótelo. No piense simplemente anote lo que viene a la mente.

Use las siguientes preguntas para evaluar estos pensamientos:

  • ¿Qué o quién dice que dicha idea es verdadera – qué evidencia apoya la idea?
  • ¿Hay algo que le diga que no es cierto – ¿qué evidencia tiene contra ella?
  • ¿Qué es lo peor que podría pasar?
  • Si un amigo le pide ayuda sobre el mismo problema, ¿qué le diría?

Si hace lo anterior, será capaz de desarrollar más estrategias útiles para hablarse a sí mismo acerca de su tinnitus.

Por ejemplo, recordándose asimismo que no es peligroso y que es posible disfrutar la vida con tinnitus.

Concluyendo …

Cambiar los mensajes que usted se dice acerca del tinnitus puede ayudar a reducir el impacto de esta condición en su vida.

Reacciones físicas

Relajarse es una excelente forma de hacer frente a las reacciones físicas asociadas con la ansiedad.

La relajación puede tomar diferentes formas para diferentes personas, pero es posible que desee reservar un corto período de tiempo todos los días para hacerlo.

Trate de no esperar que esto ayude directamente con su tinnitus de manera inmediata. Tenga en cuenta que la relajación es útil, y especialmente las técnicas de meditación como el mindfulness [3], pero esto requiere tiempo y práctica.

Comportamiento

Algunas personas encuentran que los cambios en su comportamiento pueden ayudarles a manejar mejor la ansiedad.

Una estrategia efectiva es centrar menos atención en el tinnitus y más en cosas e ideas interesantes.

Esto también puede reducir los niveles de ansiedad en general, lo que a la vez afecta positivamente sus síntomas de tinnitus.

Ejercicio

Realice ejercicio regularmente, pero tenga en cuenta que este debe ser apropiado para su nivel de condición física.

Dedique tiempo para sí mismo

Pase más tiempo haciendo actividades agradables como socializar o retomar hobbies olvidados

Si es posible, solucione los problemas o cambie las cosas que en su vida le están generando ansiedad

Hable con personas como una manera de apoyo, ya sean amigos familiares o un consejero psicológico.

Literatura y soporte Científico

Literatura y citas

Depresión, ansiedad y estrés en pacientes con tinnitus y pérdida auditiva.[1]

Abstracto

INTRODUCCIÓN:

El estudio se propuso para evaluar la comorbilidad de la ansiedad y el estrés asociados en pacientes con tinnitus.

El estudio se realizó en 196 sujetos: 100 pacientes que sufrían de tinnitus subjetivo asociado con pérdida auditiva (grupo de tinnitus), 45 pacientes con pérdida auditiva (grupo de pérdida auditiva) y 50 sujetos sanos que no sufrían tinnitus o pérdida de audición (grupo control).

La edad oscilo entre 20 y 60 años. La muestra estudiada fue sometida a exámenes completos de oído, nariz y garganta y evaluación audiológica.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Se utilizó la escala de ansiedad y estrés (DASS) desarrollada por Levibond H y Levibond F para medir la depresión, la ansiedad y el estrés. Todos los pacientes y el grupo control fueron evaluados por DASS.

RESULTADOS:

Depresión: Los varones fueron más afectados que las mujeres. Todos los pacientes mayores de 60 años fueron afectados por depresión. La duración del tinnitus parece correlacionarse con la gravedad de la depresión. Sólo 2 pacientes (4,3%) del grupo de pérdida auditiva padecen depresión.

Ansiedad: El 90% de los varones sufre de ansiedad en comparación con el 83,3% de las mujeres. El grupo de edad 20-29 años sufre más que otros grupos de edad. Sólo 4 pacientes (8. 7%) del grupo de pérdida auditiva sufren de ansiedad.

Estrés: Las mujeres parecen verse afectadas por el estrés (76,7%) más que por los hombres (67,5). Los pacientes en el grupo de edad entre 30 a 39 sufren más de estrés. Existe una correlación directa entre la duración del tinnitus y la gravedad del estrés. Ninguno de los pacientes con pérdida de audición sufre de estrés.

CONCLUSIÓN:

La depresión, la ansiedad y el estrés deben tenerse en cuenta en el tratamiento de los pacientes que sufren de tinnitus.

Relación entre la percepción subjetiva del Tinnitus y el malestar psiquiátrico.[2]

Abstracto

INTRODUCCIÓN:

Los pacientes con tinnitus tienen un mayor riesgo de desarrollar ansiedad, trastornos depresivos y disminución de la calidad de vida. Las razones por las que los pacientes seleccionados son capaces de hacer frente al tinnitus crónico, mientras que para otros representa un síntoma incapacitante siguen siendo discutidas.

OBJETIVOS:

El objetivo del estudio fue determinar el grado de angustia relacionado con el tinnitus junto con la prevalencia de trastornos de ansiedad y depresión en una muestra de 80 pacientes refiriéndose al tinnitus crónico en el Departamento de Otorrinolaringología de la Universidad Católica de Roma de marzo a septiembre del 2015.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Se administraron a todos los pacientes las versiones italianas de Tinnitus Handicap Inventory (THI) y la Escala Hospitalaria de Ansiedad y Depresión (HADS).

Además, se investigó la correlación entre el malestar del paciente, la severidad de la pérdida auditiva y la edad.

RESULTADOS:

La puntuación media del THI fue de 40.85, lo que significa un grado moderado de malestar.

57,5% de los pacientes mostraron puntuaciones de HADS consistentes con alto riesgo de comorbilidades psiquiátricas.

Se demostró una correlación lineal significativa entre las puntuaciones THI y HADS.

CONCLUSIÓN:

Sugerimos que los pacientes con angustia severa relacionada con el tinnitus sean invitados rutinariamente a realizar cuestionarios psicométricos, para evaluar la posibilidad de una evaluación neuropsiquiátrica y / o planificación farmacológica específica.

En este sentido recomendamos la administración de HADS, como un instrumento confiable y rápido.

Un estudio controlado aleatorio de meditación mindfulness versus terapia de relajación en el tratamiento del tinnitus.[3]

Abstracto

OBJETIVO:

Las intervenciones psicoterapéuticas se han adoptado eficazmente en el tratamiento del tinnitus durante mucho tiempo. Este estudio comparó la meditación de atención plena y la terapia de relajación para el manejo del tinnitus.

MÉTODOS:

En este ensayo controlado aleatorio, los pacientes fueron reclutados para cinco sesiones de meditación mindfulness o cinco sesiones de terapia de relajación.

Las respuestas de los pacientes fueron evaluadas utilizando el Tinnitus Reaction Questionnaire como medida de resultado primaria y la escala de ansiedad y depresión hospitalaria, escala analógica visual y un indicador de estado de salud como medidas de resultado secundarias.

RESULTADOS:

Un total de 86 pacientes fueron reclutados; 34 pacientes completaron la meditación de atención plena y 27 pacientes completaron la terapia de relajación.

Se observó una mejoría estadísticamente significativa en todas las medidas de resultado, excepto en el indicador de estado de salud en ambos grupos de tratamiento.

El cambio en los puntajes de tratamiento fue mayor en el grupo de meditación de atención plena que en el grupo de terapia de relajación.

CONCLUSIÓN:

Este estudio sugiere que, aunque tanto la meditación mindfulness y la terapia de relajación son eficaces en el manejo del tinnitus, la meditación mindfulness es superior a la terapia de relajación.

Soporte Cientifico

[1] Arif M, Sadlier M, Rajenderkumar D, James J, Tahir T. A randomised controlled study of mindfulness meditation versus relaxation therapy in the management of tinnitus. The Journal of Laryngology & Otology. 2017;131(06):501-507. doi: 10.1017/s002221511700069x

[2] Fetoni AR, Lucidi D, Corso ED, Fiorita A, Conti G, Paludetti G. Relationship between Subjective Tinnitus Perception and Psychiatric Discomfort. The International Tinnitus Journal. 2016;20(2). doi: 10.5935/0946-5448.20160015

[3] European Archives of Oto-Rhino-Laryngology. 2013;271(8):2177-2184. doi: 10.1007/s00405-013-2715-6

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This