Dieta y tinnitus:tal vez usted haya notado que en algunos días su tinnitus parecen empeorar sin razón.

¿Se ha detenido a pensar que tal vez fue algo que comió recientemente?

Por ejemplo, algunas personas han caído en cuenta, que en muchos casos cuando ingieren una comida salada su tinnitus puede empeorar durante varias horas.

Sin embargo, al día siguiente mejora, siempre y cuando consuma sal en exceso.

¿Lo ha notado alguna vez?

La relación de la dieta y tinnitus es fundamental en la gestión y reducción del acufeno.

Muchos alimentos afectan el tinnitus tanto positiva como negativamente, de allí la importancia de saber qué alimentos se deben evitar y cuáles se deben consumir.

Michael Seidman, uno de los principales especialistas en tinnitus en los EE.UU. siempre ha destacado la necesidad de reducir o eliminar el uso de la sal, azúcares simples, grasas saturadas y trans, nicotina, cafeína y alcohol.

Es posible que para muchos de nosotros sea más fácil decirlo que hacerlo, pero, aun así, vamos a dar un paso adelante diciendo que también se deben reducir o eliminar completamente de nuestra dieta, aquellos alimentos rápidos, pre-envasados o procesados.

Esto se debe a su alto contenido de sal, grasas saturadas, potenciadores de sabor y otros productos químicos destinados a prolongar la vida útil, y mejorar el sabor y su apariencia

Dichos productos químicos no son alimentos en absoluto, no aportan ningún valor nutricional y en su lugar tienen muchísimos e indeseables efectos secundarios que, en su mayor parte, afectarán negativamente e incrementarán la intensidad del tinnitus.

¿Cómo podemos cambiar nuestra dieta a un régimen más saludable?

Un paso a la vez …¡

El primer paso es saber que existe una relación directa entre dieta y tinnitus y ser consciente de lo que comemos para tomar mejores decisiones.

Las sugerencias que describimos a continuación no son reglas dietéticas absolutas. Más bien son pautas para entender la forma en que los alimentos afectan al tinnitus.

Sin embargo, si usted es consciente de estas directrices y las incorpora en su dieta, no sólo reducirá su tinnitus, también mejorará su salud.

En general, todo lo que mejora la salud también mejora el tinnitus.

Por ejemplo, en las personas hipertensas, su tinnitus mejorará después de bajar su presión arterial, o si tienen el colesterol alto tendrán mejoría cuando éste se encuentre bajo control.

Además, típicamente las personas con sobrepeso tendrán una mejoría en los síntomas del tinnitus después de haber reducido unos cuantos kilos.

El segundo paso consiste en combinar sus nuevos hábitos alimenticios con un tratamiento eficaz y seguro basado totalmente en medicina holística.

Esto incrementará notoriamente las probabilidades de no solo mejorar su tinnitus sino desaparecerlo completamente.

Conozca el método holistico para el tratamiento del tinnitus Aqui

Ingredientes que deben evitarse en su dieta contra el tinnitus

Exceso de Sal

La sal tiene un efecto inmediato en el empeoramiento del tinnitus.

El exceso de sal, restringe los vasos sanguíneos, aumenta la presión arterial y reduce el flujo sanguíneo en los oídos, ojos y cerebro.

Se sabe que el aumento de la presión arterial está directamente relacionado con el incremento del tinnitus.

Muchas personas que sufren de acufenos, no hacen la conexión entre la presión arterial y la intensidad de su tinnitus y consumen papas fritas y otros alimentos salados a la vez que se lamentan de su zumbido en los oídos.

Sin embargo, cuando se reduce la ingesta de sal, muchas de estas personas informan una disminución significativa en los ruidos causados por el tinnitus.

El consumo de sal excesivo, generalmente ocurre cuando se ingieren alimentos procesados y pre envasados.

Por ejemplo, unas costillas de cerdo pre cocidas, un tarro de salchichas, o unas pocas tajadas de jamón o mortadela, contienen más sodio de lo recomendado para el consumo diario de una persona adulta.

Esta la razón principal por la que se debe tener mucho cuidado con esta clase de productos.

Azúcar

El metabolismo del azúcar desempeña un papel preponderante en el buen funcionamiento del sistema auditivo.

Esto se debe a que el cerebro y el sistema auditivo dependen completamente de la entrega regular de oxígeno y glucosa (azúcar) proveniente del flujo sanguíneo.

Cuando este suministro de nutrientes es perturbado o interrumpido, pueden ocurrir desequilibrios y daños que afectan al sistema auditivo e incrementan el tinnitus.

Los estudios han demostrado que entre el 84 al 92% de las personas con tinnitus, tienen un trastorno metabólico relacionado con el azúcar conocido como hiperinsulinemia.

Este desequilibrio se caracteriza por el aumento de niveles de insulina en el torrente sanguíneo que en sí mismo es una condición peligrosa y es el primer paso en el camino hacia la diabetes tipo II.

La hiperinsulinemia ocurre porque el cuerpo se vuelve insensible a la insulina e ineficaz en la entrega de azúcar a las células que lo necesitan.

Por lo tanto, el páncreas produce más y más insulina con el fin de nivelar el desequilibrio y poder procesar más azúcar en sangre para que éste llegue a donde el cuerpo lo requiere.

Con el tiempo, debido a las altas concentraciones de insulina, el cuerpo se vuelve insensible a esta hormona y entra en escena la diabetes tipo II.

Alternativas y solución

Investigadores de la Universidad Federal de Brasil realizaron un estudio clínico en el que trataba pacientes de tinnitus con una dieta adecuada para diabéticos.

Como los resultados fueron significativamente positivos, vamos a denominar a la dieta utilizada en el estudio como:

La dieta del Tinnitus

Durante un período de dos años se les indicó a los pacientes con tinnitus que:

  • Comieran cada tres horas para prevenir la hipoglucemia
  • Evitaran azúcar refinado y carbohidratos simples
  • Restringieran su ingesta de alimentos grasos, especialmente grasas saturadas o hidrogenadas
  • No consumieran más de 2 tazas de café por día
  • Limitaran la ingesta de bebidas alcohólicas y
  • Bebieran de 4 a 6 vasos de agua por día.

Al final del estudio, el 76% de los participantes que siguieron la dieta obtuvieron desde una moderada mejoría, hasta la completa resolución de su tinnitus.

Algunos sustitutos del azúcar

Siendo que el azúcar refinado y los carbohidratos simples son alimentos que deben evitarse cuando se sufre de tinnitus, los sustitutos del azúcar podrían ser una buena opción.

La mala noticia es que muchos sucedáneos del azúcar son incluso peores que el azúcar en sí mismo.

El primer puesto se lo lleva el Aspartamo utilizado en muchos refrescos y alimentos de dieta. Este nocivo producto se vende con los nombres comerciales de NutraSweet, Equal, Spoonful y Indulge.

El Aspartamo, junto con el glutamato (un potenciador de sabor también llamado MSG) trabajan como neurotransmisores y excitadores en el cerebro, causando que las neuronas se estimulen repetidamente hasta que se agotan y mueren.

Este efecto causa daños incalculables en el sistema nervioso y puede conducir a enfermedades neurodegenerativas incluyendo el tinnitus.

Además, el Aspartamo no parece conducir a una pérdida de peso. En su lugar, lo que hace es crear más antojos de dulces y carbohidratos para compensar el azúcar que se deja de consumir.

Incluso, algunos estudios han demostrado que las personas que han dejado de lado los refrescos dietéticos suelen perder peso.

Alternativas y solución

Los azúcares naturales que se encuentran en frutas y verduras son perfectamente seguros y nutritivos.

Estos azúcares naturales tardan más tiempo en digerirse, por lo que no causan una excesiva presencia de azúcar en sangre, evitando de esta manera la sobreproducción de insulina.

Para reemplazar el azúcar, lo más recomendado es usar la Stevia y o el Xylitol (azúcar de abedul) que son edulcorantes naturales bajos en índice glucémico.

Generalmente se encuentran en tiendas de alimentos saludables

Potenciadores del sabor

La mayoría de alimentos procesados y pre envasados, contienen un ingrediente que potencia su sabor y hace que sean más sabrosos.

Este ingrediente contenido en la mayoría de alimentos procesados, polvos de caldo, condimentos y saborizantes de comida es el glutamato monosódico (MSG).

Este ingrediente es un potenciador de sabor primario utilizado por la industria alimenticia que se descompone en el cuerpo como glutamato.

El glutamato al igual que el aspartamo, es un neurotransmisor excitador que estimula las neuronas hasta que se agotan y mueren.

De hecho, en la mayoría de personas que sufren de tinnitus, el glutamato es la principal causa del tinnitus.

Cuando las células auditivas de la cóclea se dañan debido a una exposición al ruido, medicamentos ototóxicos, infecciones u otras causas, liberan grandes cantidades de glutamato.

Este glutamato inunda los neuroreceptores en la vía auditiva, excitándolos hasta que mueren al mismo tiempo que se liberan enormes cantidades de radicales libres que continúan con el daño neuronal.

Esto genera un tipo de tinnitus conocido como tinnitus sináptico coclear, que es la condición exacta que experimentan las personas con pérdida auditiva y tinnitus.

El MSG es un ingrediente utilizado desde hace muchos años en la comida oriental y sus fabricantes, tienen un pasado largo y contradictorio con la administración de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos.

Durante los años 60 hubo un brote de malestar en las personas que comían en restaurantes de comida oriental.

Los medios hicieron una gran publicidad sobre esto llamando a estos síntomas como el “Síndrome del Restaurante Chino”.

Este malestar se caracterizaba por repentinos dolores de cabeza, acidez, palpitaciones, sudoración, hinchazón y enrojecimiento de la cara.

En ese momento el glutamato monosódico estaba recibiendo mala reputación y por un tiempo, la gente se mantuvo alejada de este ingrediente.

Sin embargo, debido a una laguna en las leyes de etiquetado de la FDA, el MSG sólo tiene que ser incluido en la etiqueta de ingredientes y se agrega en su forma libre.

Si éste se combina con otros aditivos, no tiene que estar en la lista de ingredientes.

Se hace mención a la FDA, porque esto también aplica a la mayoría de entes reguladores en los países hispano parlantes que siguen las mismas directrices.

Así que, en este momento, alrededor de 20 aditivos alimenticios ampliamente utilizados contienen MSG, sin mencionarlo en su lista de ingredientes.

Estos aditivos incluyen proteínas vegetales hidrolizadas, proteínas vegetales o vegetales, aromatizantes naturales, especias y muchos otros.

Alternativa y solución

Prepare y condimente sus alimentos para darle sabor con productos naturales como ajo, cebolla, perejil, cilantro, y otros.

Prepare y consuma alimentos en su estado natural.

En realidad, sólo es cuestión de adaptar el paladar a nuevos sabores naturales, saludables y de paso con propiedades nutritivas que ayudarán a la recuperación de su salud en general.

Grasas saturadas y trans-grasas

Este tipo de grasas, tienen múltiples efectos negativos sobre el cuerpo y el tinnitus. Además, las grasas saturadas no se recomiendan para las personas con diabetes o hiperinsulinemia.

También aumentan el colesterol malo (LDL), disminuyen el colesterol bueno (HDL), aumentan los triglicéridos y conducen a la aterosclerosis.

La aterosclerosis no sólo es un factor de riesgo para enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares, también reduce significativamente el flujo sanguíneo.

Las personas con tinnitus necesitan aumentar el flujo sanguíneo al oído interno para eliminar las toxinas y mantener las células sanas.

De hecho, ahora se sabe que el tinnitus, pueden generarse nada más con la disminución del flujo sanguíneo al oído interno.

Alternativa de solución

Las grasas no saturadas provenientes de verduras, nueces y pescado son muy saludables.

Estas grasas son necesarias para la vida; reducen los niveles indeseables de colesterol, bajan la presión arterial, reducen la inflamación y son excelentes fuentes energéticas para el cerebro.

Aceite de oliva

Aceites de cocina como el aceite de oliva son ampliamente utilizados en la zona mediterránea, conocida por su baja incidencia de enfermedades del corazón.

Aceite de pescado

Se ha demostrado que los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en el aceite de pescado reducen la inflamación y el dolor.

Actúan como antidepresivos y son útiles para regular el estado de ánimo. Aumentan la sensibilidad a la insulina y son útiles para las personas con diabetes e hiperinsulinemia.

La lista de beneficios para la salud del aceite de pescado es muy larga.

La dieta mediterránea una opción muy recomendable para el tinnitus

Por lejos es una de las mejores dietas para personas que sufren de tinnitus.

Esta dieta consiste principalmente en alimentos recién preparados, muchas frutas y verduras, granos enteros, frijoles y nueces.

En consumo diario, Incluye una gran cantidad de pan integral o pasta, aceite de oliva, queso y yogur.

Varias veces a la semana pescado, huevos de aves de corral y varias veces al mes carne roja. También permite el vino con moderación.

Este tipo de dieta también recomienda el ejercicio físico diario.

Una dieta saludable no es difícil, de hecho, es muy simple.

Sin embargo, en el caso de tinnitus, la regla general es consumir alimentos lo más cercanamente posible a su estado natural.

Por el contrario, entre más procesado y refinado es el alimento, se debe tener mayor precaución y moderación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This